• Domingo, septiembre 24, 2017

COMPARTIRÁN EXPERIENCIAS SOBRE USO DE DRONES EN LA INVESTIGACIÓN

Academia Mexicana de Ciencias
Boletín AMC/036/17
Ciudad de México, 15 de febrero de 2017

  • A través de esta tecnología se puede, por ejemplo, visualizar el manglar a nivel de campo y tener una vista del paisaje, pero además los drones permiten obtener mapas y modelos tridimensionales.
Composición de varios modelos 3D de edificios individuales del Campus Central de Ciudad Universitaria. Como cada modelo está georreferenciado utilizando los datos GPS del dron y puntos de control terrestre, cuando son unidos quedan en su posición correcta dentro del marco de referencia geográfico, y tanto las dimensiones como las relaciones espaciales entre ellos reflejan su configuración física real.
Composición de varios modelos 3D de edificios individuales del Campus Central de Ciudad Universitaria. Como cada modelo está georreferenciado utilizando los datos GPS del dron y puntos de control terrestre, cuando son unidos quedan en su posición correcta dentro del marco de referencia geográfico, y tanto las dimensiones como las relaciones espaciales entre ellos reflejan su configuración física real.
Imagen: Tomada de El Atlas de Riesgo de la UNAM, cortesía de Armando Peralta Higuera, coordinador de Vinculación del IG-UNAM.
Imágenes en alta resolución

Un dron (vehículo teledirigido no tripulado) puede ser utilizado en diferentes áreas de la investigación, tal es el caso de la elaboración de cartografía, en la evaluación de sitios con deslizamientos, en cuestiones geomorfológicas o de vegetación y también para ver la configuración tridimensional de infraestructuras como edificios y puentes.

“En el Instituto de Geografía (IG) de la UNAM utilizamos los drones para diferentes aplicaciones y nos dimos cuenta que había otros grupos de investigación tratando de utilizarlos, ya que estos vehículos teledirigidos no tripulados permiten, entre otros aspectos, tener imágenes aéreas a un costo relativamente bajo, y esto tiene un gran impacto en diversos proyectos de investigación porque se puede visualizar el manglar a nivel de campo y tener una vista del paisaje, pero además los drones permiten obtener mapas y modelos tridimensionales, mencionó el biólogo Armando Peralta Higuera, del IG.

Sin embargo, muchos grupos de investigación no aprovechan o no saben cómo utilizar la información que se genera con los drones, hay personas que los elevan demasiado y en espacios aéreos en donde no deben volarlos. En este contexto decidieron reunirse con colegas y otras personas que utilizan los drones para la investigación en el I Simposio de Aplicaciones Científicas y Técnicas de los Vehículos no Tripulados, que se llevará a cabo los días 16 y 17 de febrero en el Centro de Convenciones y Exposiciones de la UNAM.

Uno de los principales objetivos de este encuentro académico es que la gente se entere, por ejemplo, de las reglas para el uso de drones y que las autoridades también estén enteradas de la utilización que se le está dando a esta tecnología y pueda adecuar sus políticas.

“Debemos tener en cuenta que la tecnología de los drones tendrá relación con cualquier otro desarrollo tecnológico que veremos en los próximos años, como pueden ser vehículos autónomos para transportar personas, o también podemos imaginar electrodomésticos autónomos, razón por la cual es necesario que México no se quede atrás en el desarrollo y uso de esta tecnología. Por ello, uno de los objetivos de este simposio es mantenernos creativos y proponer soluciones tecnológicas desarrolladas en nuestro país”, indicó Armando Peralta, quien organiza el evento.

Son trece las temáticas en las que se agrupan las diferentes conferencias y sesiones plenarias que se presentarán en este simposio, algunas son: normatividad/capacitación, ecosistemas y ambiente, estudios costeros, drones y sociedad, estudios urbanos y gestión de riesgos.

Este evento, al que pueden asistir investigadores y público interesado en las aplicaciones formales de los drones, cuenta con la participación del Instituto de Geografía y el Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental, ambos de la UNAM; la Agencia Espacial Mexicana, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el Centro Nacional de Prevención de Desastres, la Sociedad Latinoamericana de Especialistas en Percepción Remota y Sistemas de Información Espacial, así como la Secretaría de Marina.

Atlas de riesgos UNAM

Un caso de éxito del uso de drones es “El Atlas de riesgos de la UNAM”, en el que Peralta Higuera, especialista en el uso de los sistemas de información geográfica y la percepción remota en la gestión ambiental y los desastres utilizado los drones, participó.

El proyecto, que se presentará en el simposio, es un trabajo entre varias instituciones de la UNAM, entre ellos el Programa Universitario del Medio Ambiente. Esta iniciativa fue de la Dirección General de Prevención y Protección Civil.

“En Ciudad Universitaria algunos edificios contienen sustancias químicas, cultivos biológicos, en muchos hay tanques de gas, además se trata de una zona sísmica, y estas son algunas de las razones por las que es necesario conocer cada edificio y sus peculiaridades, cuáles son las posibles fuentes de peligro, cuánta gente estaría expuesta en caso de que se presentara algún evento como un sismo o un incendio”, mencionó el coordinador de Vinculación del IG de la UNAM en entrevista para la Academia Mexicana de Ciencias.

El Programa Universitario del Medio Ambiente implementó brigadas junto con protección civil y se dieron a la tarea de visitar todos los edificios, tomaron nota del lugar en el que se hallan los extinguidores u objetos que podrían ser peligrosos, localizaron los sitios en los que hay demasiada gente trabajando en espacios pequeños y donde se localizan los tanques de gas. El Centro Nacional de Prevención de Desastres agregó esta información al Sistema de Información Geográfica y después la transfirió a los servidores de la Dirección General de Prevención y Protección Civil de la UNAM, “nuestro papel fue elaborar la cartografía básica y tener un mapa digital de cada edificio de Ciudad Universitaria a partir de vuelos con drones alrededor de cada edificio para generar modelos tridimensionales”.

Este tipo de modelos pueden ser de utilidad para los bomberos o las personas que deban responder a una emergencia y así sepan en dónde están las salidas de evacuación o cómo es la vegetación alrededor de determinado edificio. Este es solo uno de los elementos del Atlas, lo que le da sentido es toda la información en conjunto, y este es un buen ejemplo del uso de los drones que además podría extenderse a otros ámbitos como son las diversas comunidades del país u otras instituciones.

Noemí Rodríguez González.

.

Regresar Arriba, o a Comunicados, o al Inicio.

AMC "Casa Tlalpan" Calle Cipreses s/n, km 23.5 de la carretera federal México - Cuernavaca, San Andrés Totoltepec, Tlalpan, C.P. 14400, México, D.F.
Coordinación de Comunicación y Divulgación
Teléfonos: (52-55) 58 49 49 04, Fax: (52-55) 58 49 51 10, amcpress@unam.mx

Mapa de ubicación