• Lunes, junio 18, 2018

Historiador alemán Stefan Rinke aborda la Conquista de México desde un novedoso enfoque

Academia Mexicana de Ciencias
Boletín AMC/064/18
Ciudad de México, 13 de marzo de 2018

  • El libro que prepara sobre este periodo histórico de nuestro país es parte del trabajo que lleva a cabo en el marco del Premio de Investigación José Antonio Alzate, al que se hizo merecedor recientemente.
  • El investigador apunta que la Conquista de México es un tema de la humanidad, no solo de la historia nacional.
  • Otros proyectos con temas relacionados con la Cristiada y la historia de la radiotelegrafía en México, están entre sus planes.
La Conquista de México, la Cristiada y Alemania, y la historia de la radiotelegrafía en México, son los proyectos que tiene considerado trabajar el historiador alemán Stefan Rinke, tras ganar el Premio de Investigación Antonio Alzate. El primero de ellos, un libro escrito en alemán, está previsto concluirlo en el próximo otoño.
La Conquista de México, la Cristiada y Alemania, y la historia de la radiotelegrafía en México, son los proyectos que tiene considerado trabajar el historiador alemán Stefan Rinke, tras ganar el Premio de Investigación Antonio Alzate. El primero de ellos, un libro escrito en alemán, está previsto concluirlo en el próximo otoño.
Foto: Elizabeth Ruiz Jaimes/AMC.
Imagen en alta resolución

Stefan Rinke es un estudioso de la historia latinoamericana, en especial de la historia de México, Chile, Argentina y Brasil. Su fascinación por los procesos históricos de esta parte del mundo se debe, admite, por lo distinto que es para un europeo esta evolución, “una experiencia espacial diferente”. Pero también porque es una historia “que nos puede dar muchas lecciones sobre la convivencia entre diversas etnias, la manera de manejar las crisis, y las formas de coexistencia en el tiempo, por ejemplo. Y esto siempre me ha impresionado”.

Muestra de esta atracción es la prolífica producción que tiene acerca de la historia de nuestro país, y la que respaldó su candidatura para obtener el Premio Anual de Investigación José Antonio Alzate, el cual recibió en días pasado en reconocimiento a las significativas aportaciones que ha hecho a las ciencias sociales y por el impacto internacional que ha conseguido.

Este premio, en el que participan el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y la Fundación Von Humboldt, está dirigido a investigadores alemanes y, de acuerdo con la convocatoria, los fondos del mismo deben destinarse a la realización de un proyecto de investigación relacionado con México en la institución que lo postuló, en este caso, El Colegio de México.

El profesor Rinke habló en entrevista con la AMC de estos proyectos que tiene planeado realizar en el marco del premio.

Stefan Rinke es director del Instituto de Estudios Latinoamericanos en la Universidad Libre de Berlín, donde reside el Colegio Internacional de Graduados “Entre espacios”, un programa doctoral común entre este instituto y seis instituciones más alemanas y mexicanas, con el que se contribuye a la investigación desde la globalización, perspectiva que domina la obra de Rinke y la cual estará también presente en los proyectos que lleve a cabo relacionados con nuestro país.

Un libro, para empezar
El proyecto inicial es un libro monográfico, Historia de la Conquista de México, el primer texto en alemán de un hecho, subraya el especialista, central en la historia mexicana. A través de este trabajo busca hacer una contribución para una mejor compresión de esa etapa histórica de nuestro país entre el público alemán.

“La época de la Conquista (1519-1521) es uno de los pocos temas históricos sobre América Latina que aún se enseñan en las escuelas en Alemania, pero, en general, hay muy poco conocimiento en mi país sobre el pasado de América Latina. Y con este libro pretendo contribuir a crear más interés mostrando los resultados de investigaciones recientes”, destaca.

De manera específica, Rinke busca dar una nueva visión sobre el papel de los indígenas en la Conquista, y mostrar que este proceso era parte de una historia global, en la que la imagen del mundo está cambiando no solo en Europa sino también en las regiones en donde los europeos se están expandiendo, colonizando, y con ello modificando la idea del mundo, del espacio y del tiempo. “La intención de crear una nueva época, un nuevo tiempo, es algo que nace con la Conquista y el momento mismo del descubrimiento de América. Yo interpreto la Conquista como un evento clave dentro del proceso”.

El historiador comenta que, aunque existe una extensa literatura con obras importantes realizadas por destacados estudiosos mexicanos sobre este parte de la historia de México, opina que “un libro serio siempre tiene que mostrar una contribución”.

Sobre este punto añade que en los últimos años se ha tenido un desarrollo en la contribución académica sobre la Conquista… “por ejemplo, muchos han dicho que al final no hubo Conquista sino más bien un proceso dentro de un sistema de diferentes Estados mesoamericanos indígenas que estaban compitiendo entre sí y que los españoles eran solo un anexo que se insertó en él; eso es una respuesta a la antigua interpretación.

“Y mi punto es que tenemos que pensar la Conquista desde una perspectiva en la que no solo los españoles fueron los que conquistaron a estos grandiosos Estados, y tampoco irnos al otro extremo… Al final vemos un Estado colonial que sobrevive 300 años; es decir, algún tipo de conquista sí hubo, al concluir ese proceso los españoles se quedaron en la cúspide de la pirámide social, controlando el sistema. Por eso hay que interpretar ese proceso con una visión medial, entre lo que hicieron los españoles y lo que realizaron los indígenas”.

Stefan Rinke reconoce que para atrapar el interés de sus connacionales no acostumbrados a leer historia latinoamericana requiere escribir el libro con una narrativa que llame la atención, sin embargo, aclaró, no se trata de un texto de divulgación. Escribe, asegura, con toda seriedad para aportar a la investigación. “Utilizo una variedad extensa de fuentes, claro, la mayoría editadas del siglo XVI y existen otras buenas ediciones que puedo usar y están en la Biblioteca del Instituto Ibero-Americano (en Berlín), pero en México existe una riqueza que consulto igualmente”.

El libro estará terminado en otoño próximo, se publicará en alemán y el investigador espera que haya interés en México y se haga una traducción al español como ha sucedido con varias de sus obras.

Con la intención de recalcar la pertinencia del libro, Rinke expone que, aunque sabe que en México existe un gran conocimiento sobre la historia de la Conquista y hay muchos expertos en el tema, considera que esta visión, desde afuera, puede contribuir a tener un enfoque, si no absolutamente nuevo, sí diferente y puede ser de interés incluso para los lectores de este país y de otras partes de América Latina, porque “la Conquista de México es un tema de la humanidad, no solo de la historia nacional”.

El segundo proyecto
Lleva por título La Cristiada y Alemania. Se trata de un trabajo de investigación sobre las relaciones del gobierno y la Iglesia católica alemanas y México durante la Guerra Cristera, el movimiento armado que enfrentó de 1926 a 1929 a los llamados cristeros con el gobierno de Plutarco Elías Calles por las medidas que se aplicaron en contra de la lglesia y su culto.

Sobre esta investigación, Rinke comenta que las fuentes en que basará su información son primordialmente alemanas, y recurrirá a los archivos nacionales como apoyo. El interés académico que persigue es conocer la historia temprana de un movimiento transnacional.

“Mi argumento —sostiene el investigador social— es que durante la Cristiada quizá fue una de las primeras veces en la historia del siglo XX que vemos que un actor transnacional, la Iglesia católica, organiza a la gente y sale a las calles por solidaridad con los católicos mexicanos”.

Es interesante, agrega, que se observa un movimiento social desde las bases con mucha influencia de la Iglesia católica, y que al mismo tiempo presionó al gobierno en Alemania para actuar, hacer una protesta o manifestar alguna posición. La Cristiada puede ser un buen ejemplo para estudiar la historia de este tipo de discusiones que van más allá de las fronteras nacionales para crear, incluso, un momento mediático en el que se discutió el tema de manera global, casi de escándalo.

“En ese sentido, con las fuentes que uso tendré una perspectiva absolutamente nueva sobre esta parte de la historia de la que aún no se ha escrito todavía. Desde el punto de vista de las fuentes, el trabajo es innovador”, resalta el investigador de la Universidad Libre de Berlín.

Precisa que su libro sobre la Conquista española también es novedoso por la interpretación que hace, pero en el caso de la Cristiada presentará fuentes que en México no se conocen. La presentación de este trabajo será a través de artículos en revistas académicas, en México y Alemania.

Y el tercer proyecto
La Historia de la radiotelegrafía en México, el título de otro de los proyectos pensados por Rinke en relación con nuestro país; apunta que sobre la historia de esta tecnología en territorio mexicano se sabe muy poco.

“Es una tecnología casi olvidada, de transferencia entre las épocas: primero se tiene el teléfono y después el radio, pero entre ambos hubo dos décadas en que se habló de la radiotelegrafía (una transmisión de señales de telegrafía inalámbrica). Eso fue un descubrimiento tecnológico clave para recrear nuestro entendimiento del espacio, porque no requería de una conexión análoga, funcionaba a través de ondas electromagnéticas que viajan en el espacio vacío”, explica.

En sus notas preparativas, el historiador observa que en este tema América Latina jugó un papel importante. Las tecnologías se desarrollaron principalmente en Estados Unidos y Europa, en medio de una rivalidad en el contexto del imperialismo, y América Latina la vieron como la última región libre, “en el sentido de libre de colonialismo, pero también una tierra libre para colonizar con tecnología, esa es un poco la idea de presentar cómo una tecnología, las naciones y las empresas poderosas tratan de establecerse de una manera informal; especialmente para Alemania, México era un país muy interesante, y para este análisis histórico puedo contribuir con algo bastante nuevo”.

Stefan Rinke comenta en la entrevista con la AMC que el enfoque que imprime en sus trabajos es uno de reaproximación a la historia latinoamericana, ya sea de la época colonial o de la historia reciente, siempre pensando de una manera global, fuera de los límites nacionales; no es una perspectiva de relaciones internacionales sino de entrelazamientos, un concepto con el que ahora se discute en la historia de la globalización, lo que considera de gran crecimiento en la época actual, en el que las fronteras están perdiendo su peso, “al menos esperamos que siga siendo así, también en el campo de la investigación, de la ciencia y las humanidades, tenemos que ir más allá de un nacionalismo metodológico para entendernos mejor”.

Fabiola Trelles Ramírez.

.

Regresar Arriba, o a Comunicados, o al Inicio.

AMC "Casa Tlalpan" Calle Cipreses s/n, km 23.5 de la carretera federal México - Cuernavaca, San Andrés Totoltepec, Tlalpan, C.P. 14400, México, D.F.
Coordinación de Comunicación y Divulgación
Teléfonos: (52-55) 58 49 49 04, Fax: (52-55) 58 49 51 10, amcpress@unam.mx

Mapa de ubicación