• Sábado, noviembre 18, 2017

La consolidación de la física en SLP hoy permite hablar de vinculación con empresas

Academia Mexicana de Ciencias
Boletín AMC/250/17
Ciudad de México, 13 de noviembre de 2017

  • Las capacidades científicas han ido incrementándose con la formación de recursos humanos e infraestructura, de tal manera que ya se puede plantear la posibilidad de atender problemáticas específicas de la industria, resalta José Luis Arauz Lara, director del Instituto de Física de la UASLP.
El reto para las instituciones de educación superior e institutos de investigación es encauzar las iniciativas personales, señala el director del Instituto de Física de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, José Luis Arauz Lara.
El reto para las instituciones de educación superior e institutos de investigación es encauzar las iniciativas personales, señala el director del Instituto de Física de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, José Luis Arauz Lara.
Imagen: Instituto de Física-UASLP.
Galería de Imágenes

En San Luis Potosí se ha ido fortaleciendo la investigación científica en las universidades, institutos y centros públicos de investigación, siendo la física el área de estudio más desarrollada. Lo que antes era visto como un anhelo difícil de alcanzar hoy es una realidad: ya se buscan alianzas con las empresas de la entidad o de otros estados para proponer soluciones a ciertas necesidades de la industria. Para llegar a ello el siglo pasado se dieron ciertos cambios que el investigador Bernardo José Luis Arauz Lara considera favorables.

“Las universidades en los estados hace más de 40 años no tenían entre sus objetivos hacer investigación científica. Su misión era preparar a jóvenes en sus estudios de nivel medio superior y superior para salir al campo laboral; así que quienes iniciaron sus trabajos de investigación lo hicieron con altas y bajas y más bajas que altas. Pero desde la década de los 80 empezó a cambiar este panorama, los investigadores empezaron a publicar en revistas internacionales sus estudios y a partir de los 90 más personas llegamos a impulsar los estudios de posgrado a la entidad”, rememoró.

El director del Instituto de Física de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) se especializó en la física estadística pero al hacer el posdoctorado en la Universidad de Syracuse, en Nueva York, Estados Unidos, decidió incursionar en la biofísica, un área multidisciplinaria que recurre a las técnicas experimentales para estudiar sistemas fuera de equilibrio como las soluciones de proteínas. En México, la física experimental era muy escasa debido en gran medida a la falta de recursos para adquirir el equipo necesario, e incursionar en ella fue el principal motivo que le animó a cambiar de área.

Originario del estado de Puebla, llegó a San Luis Potosí en 1991 para integrarse al cuerpo académico de la Universidad. Arauz Lara recordó que “había muy pocos físicos en la UASLP y las instalaciones apenas contaban con servicios básicos. El reto era construir, formar recursos humanos y hoy ya contamos con recursos humanos e infraestructura”.

Sin considerar que es una tarea acabada, el integrante de la Academia Mexicana de Ciencias identificó varios aspectos que resultaron favorables para fomentar la cultura de la investigación en el estado: “Las autoridades de la Universidad nos dejaron hacer, no obstruyeron nuestro trabajo. Sin contar con los suficientes recursos propios, el financiamiento ha venido principalmente del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), hemos concursado para el Programa de Estímulos a la Innovación, tenemos investigadores adscritos a Cátedras Conacyt, tenemos proyectos de los programas de Investigación en Fronteras de la Ciencia… en fin, tenemos participación en todas las convocatorias del Consejo, y más recientemente hemos firmado convenios de colaboración con empresas”.

A esto se suma que los criterios de contratación consideran a investigadores con experiencia posdoctoral, principalmente jóvenes con inclinación por el área experimental, que con libertad de crear y proponer, publican artículos arbitrados, dan clases, buscan dirigir un laboratorio o un grupo de estudiantes, que es a lo que se aspira, ser cabeza de un grupo.

“El reto para las instituciones es encauzar las iniciativas personales. Los recursos cada investigador los gestiona ante diferentes organismos nacionales, internacionales, públicos, privados, etcétera, y la UASLP también provee algunos recursos, pero son más limitados, también apoya con la administración de esos recursos”, señaló Bernardo José Luis Arauz.

Director del Instituto de Física desde 2011, Arauz comentó que su labor más importante ha sido realizar la gestión para que las cosas funcionen. En una zona de la ciudad llamada Los Pedregales se está construyendo un edificio nuevo para el Instituto y su misión ha sido supervisar la propuesta de construcción y organizar a los profesores para el diseño de los nuevos laboratorios.

El año pasado el Instituto llegó a sus primeros 60 años de existencia y otro de los retos que señaló Arauz Lara es lograr la multidisciplina en tres áreas: cómputo científico, materiales y biofísica. Habló de este último por ser su campo de estudio, destacó que era importante integrar a biólogos, así que se contrató a ocho jóvenes investigadores, la mayoría biólogos, y químicos. Además, este centro de investigación cuenta con algunos matemáticos.

Esto llevó a dar un siguiente paso: que todos se entendieran, por lo que se creó un posgrado de ciencias interdisciplinarias en el que cada quien expresa sus capacidades y se busca la manera de trabajar en equipo con los demás.

Entrar en contacto con el sector privado
“Son pocas experiencias, pero ya tenemos esta relación”, indicó el doctor en física por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados, “tenemos en trámite varias patentes y también tenemos contacto con una empresa interesada en adquirir una de ellas, así como algunos desarrollos en proceso que una vez que se obtengan, habrá que buscar quién quiera explotar las licencias, también proporcionamos asesorías para atender a las empresas y eficientar alguna parte de su proceso de producción”.

La idea que tiene el investigador es que la mejor opción para el Instituto o la Universidad es contar con un catálogo de los servicios que se pueden ofrecer para que las empresas se acerquen o que existiera una agencia de enlace porque en la práctica esta vinculación se da principalmente cuando el investigador conoce a alguien en una empresa y, por esa razón, se da un acercamiento, hay pláticas y se llega a un acuerdo de colaboración, detalló José Luis Arauz; también hace falta un reglamento interno en donde se especifiquen las condiciones de la relación universidad-empresa.

El también responsable del laboratorio de Fluidos Complejos sostuvo que este documento es muy importante, ya que hay gente interesada en que esta vinculación se fortalezca y se creen productos, servicios, tecnología y patentes que sean benéficas para la sociedad y la iniciativa privada. El Conacyt se comprometió a elaborar un reglamento que podría servir de modelo a otras instituciones, con las debidas adecuaciones.

Bernardo José Luis Arauz Lara ha tenido experiencias de vinculación, muy recientemente en conjunto con el doctor Alejandro López Valdivieso, investigador del Instituto de Metalurgia, de la UASLP, entraron en contacto con la empresa acerera Ternium con el fin de estudiar algunos aspectos del proceso de producción y mejorar alguna de las etapas de producción. También se ha planteado la posibilidad de crear un posgrado industria-universidad dirigido a empleados de la empresa en donde su tesis sea sobre alguna parte del proceso para que ellos eficienten sus prácticas.

Luz Olivia Badillo.

.

Regresar Arriba, o a Comunicados, o al Inicio.

AMC "Casa Tlalpan" Calle Cipreses s/n, km 23.5 de la carretera federal México - Cuernavaca, San Andrés Totoltepec, Tlalpan, C.P. 14400, México, D.F.
Coordinación de Comunicación y Divulgación
Teléfonos: (52-55) 58 49 49 04, Fax: (52-55) 58 49 51 10, amcpress@unam.mx

Mapa de ubicación