• Viernes, octubre 22, 2021

La buena ciencia, generadora de beneficios a largo plazo

Academia Mexicana de Ciencias
Boletín AMC/246/18
Ciudad de México, 26 de octubre de 2018

  • Es importante conjugar la ciencia básica y su aplicación, pero se requiere de una política científica solvente, capaz de encontrar el equilibrio entre las necesidades inmediatas y las perspectivas de futuro de la sociedad, señala el ganador del Premio México de Ciencia y Tecnología 2018, José W. Furtado.
El investigador español-brasileño José W. Furtado Valle, ganador del Premio México de Ciencia y Tecnología 2018, ha dedicado más de cuatro décadas al estudio de la física de partículas, área en la que se le reconoce como un teórico de alto perfil con importantes contribuciones a la física de neutrinos, en la que es uno de los mayores expertos a nivel mundial.
El investigador español-brasileño José W. Furtado Valle, ganador del Premio México de Ciencia y Tecnología 2018, ha dedicado más de cuatro décadas al estudio de la física de partículas, área en la que se le reconoce como un teórico de alto perfil con importantes contribuciones a la física de neutrinos, en la que es uno de los mayores expertos a nivel mundial.
Foto: cortesía Dr. José W. Furtado.
Imagen en alta resolución

La investigación en ciencia básica se suele llevar a cabo sin fines prácticos inmediatos, sin otra motivación más que el ejercicio de la curiosidad y la generación de conocimiento. No obstante, a lo largo de los siglos la historia ha demostrado repetidamente que la buena ciencia básica siempre genera beneficios a largo plazo, sostuvo José Wagner Furtado Valle, ganador del Premio México de Ciencia y Tecnología 2018.

El científico de doble nacionalidad española y brasileña mencionó como ejemplos de ello las aplicaciones de la física de partículas, su campo de especialidad, a la tomografía por emisión de positrones (que se deriva de los conocimientos adquiridos en física de partículas) y al internet, que ha cambiado la vida de los habitantes de este planeta. El internet fue, de alguna manera, un “spin-off” de la física de partículas, que es ciencia básica.

Por tanto, Furtado Valle consideró que no hay contradicción entre ciencia básica y aplicada, que es importante conjugarlas dando siempre margen a la imaginación, a la investigación “inútil” ya que será útil, y posiblemente rentable en el futuro, y para ello, subrayó, se requiere de una política científica solvente, capaz de encontrar el equilibrio entre las necesidades inmediatas y las perspectivas de futuro de la sociedad.

El investigador ha dedicado más de 40 años al estudio de la física de partículas, se le reconoce por ser un teórico en esta área de alto perfil que ha logrado hacer variadas contribuciones en la física de neutrinos, en la que se le considera uno de los mayores expertos a nivel mundial.

En entrevista con la Academia Mexicana de Ciencias, el profesor del Instituto de Física Corpuscular asociado a la Universidad de Valencia expresó, a propósito del premio, sentirse muy contento por el reconocimiento, ya que además de destacar sus logros científicos, “refleja el fruto de nuestro esfuerzo en la formación de científicos de Iberoamérica”.

Comentó que aun cuando la naturaleza globalizada de la investigación científica lleve a colaboraciones científicas e intercambios académicos a lo largo y ancho del mundo, sus relaciones profesionales con Latinoamérica, México en especial, siempre han sido muy estrechas.

Su pasión: los neutrinos
A lo largo de su trayectoria científica, Furtado Valle ha estudiado diversos aspectos de la física de partículas, pero su mayor empeño ha sido entender a los neutrinos, partículas que son constituyentes básicos del universo y se producen en centrales nucleares, en aceleradores de partículas, así como en la fusión nuclear que tiene lugar en el interior del Sol y en las interacciones de rayos cósmicos en las capas altas de la atmósfera.

“Son ladrillos básicos de la física de partículas. Mis esfuerzos en este campo van desde los primeros intentos de explicar las pequeñas masas de los neutrinos, indispensables para entender su comportamiento al propagarse, hasta la interpretación concreta de los datos experimentales que han confirmado la existencia de oscilaciones de neutrinos”.

El descubrimiento de los neutrinos se realizó en 1998 y desde entonces la física de neutrinos es muy importante dentro de la física de altas energías, razón por la que se otorgó el Premio Nobel de Física 2015 al japonés Takaaki Kajita y al canadiense Arthur B. McDonald.

Dentro de las aportaciones recientes de Furtado Valle se encuentra la teoría de la masa de neutrinos y la oscilación de neutrinos; también ha formulado un criterio acerca de los neutrinos y sus antipartículas, investigación que podría tener un impacto importante para entender la evolución del universo a partir del Big Bang.

Como formador de jóvenes científicos, el investigador español ha capacitado alrededor de medio centenar de físicos, muchos de los cuales ahora trabajan en distintas investigaciones alrededor del mundo.

Una larga relación con México
Sobre la relación académica y de investigación que mantiene con nuestro país, José Wagner Furtado Valle refirió que esta se remonta a los años noventa cuando fue invitado a impartir clases en una escuela de formación. Desde entonces ha recibido estudiantes, postdoctorantes y algún investigador senior en estancia sabática, “ello me llevó a acompañar de cerca el desarrollo de la física en México, tanto en las grandes instituciones como la UNAM y el Cinvestav, que están entre las mejores de Latinoamérica, así como en centros más periféricos, pero de mucha calidad, como son Colima, León y Puebla”.

Sobre este progreso que califica de persistente de la física mexicana, comentó que la comunidad está más internacionalizada que antes, tanto en física de partículas como en astrofísica y astronomía, “el progreso científico de México en mi campo es ya muy visible, aunque que quede mucho por hacer”.

…Mejor física
Aunque el científico reconoció que sus padres le dieron una buena educación y le animaron a tomar la ingeniería como carrera profesional, tuvo poca influencia de ellos para dedicarse a la investigación. “La ingeniería es una carrera socialmente vistosa, pero no me llenaba”, señaló Furtado sin cortapisas.

Y fue así como decidió abandonarla para estudiar física en la Universidad de Brasilia. “Pero mi verdadero encuentro con la ciencia hecha y derecha se hizo realidad en Estados Unidos, donde me doctoré en 1982. A partir de ahí mi carrera se desarrolló en Europa, primero en Reino Unido y luego en España, donde me he establecido”.

De los aspectos que el doctor José W. Furtado consideró clave en el éxito de su carrera como investigador científico fue que “elegí muy bien a mi director de tesis, Joe Schechter, que me asignó un tema de trabajo que me ha apasionado. Eso fue muy importante. Así como siempre creerse las propias ideas y persistir”.

Acerca del premio
El Premio México es el máximo galardón que otorga el gobierno de México a distinguidos científicos de Centroamérica, Sudamérica, el Caribe, España y Portugal.

Este reconocimiento se ha concedido anualmente, desde 1990, a una persona de reconocido prestigio profesional que haya contribuido de manera significativa al conocimiento científico universal, al avance tecnológico o al desarrollo de las ciencias sociales, y que sus contribuciones científicas sean de gran impacto internacional.

Elizabeth Ruiz Jaimes.

.

Regresar Arriba, o a Comunicados, o al Inicio.

AMC "Casa Tlalpan" Calle Cipreses s/n, km 23.5 de la carretera federal México - Cuernavaca, San Andrés Totoltepec, Tlalpan, C.P. 14400, México, D.F.
Coordinación de Comunicación y Divulgación
Teléfonos: (52-55) 58 49 49 04, Fax: (52-55) 58 49 51 10, amcpress@unam.mx

Mapa de ubicación