• Lunes, diciembre 6, 2021

Luc Montagnier visita México

Academia Mexicana de Ciencias
Boletí­n AMC/113/05
México, D.F., viernes 18 de noviembre de 2005

  • El investigador francés indicó que, ante nuevas evidencias, se podrí­an cambiar los métodos de tratamiento para los pacientes infectados por el VIH
  • Pide a la sociedad en general y a la clase polí­tica en particular que tengan en cuenta que cada año tres millones de personas se infectan con este virus
Montagnier acudió a la Jornada Académica Anual del Instituto Cientí­fico Pfizer.
Montagnier acudió a la Jornada Académica Anual del Instituto Cientí­fico Pfizer.
Foto: Carlos M. Amante Soria/AMC

El cientí­fico francés Luc Montagnier, quien fue el primero en identificar y aislar el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), aseguró que, de acuerdo con las más recientes investigaciones realizadas en el mundo, se podrí­a retrasar la aparición del sí­ndrome de inmunodeficiencia humana (sida) por varios años en las personas infectadas por el VIH, al controlar desde los primeros estadí­os el estrés oxidativo de las células.

Montagnier, Premio Prí­ncipe de Asturias 2000, explicó que el estrés oxidativo en las personas infectadas por el VIH es el causante de la apoptosis o muerte celular, lo que trae como consecuencia la aparición de los primeros sí­ntomas de este sí­ndrome.

Al participar en la Jornada Académica Anual del Instituto Cientí­fico Pfizer, realizada en la Ciudad de México, el cientí­fico detalló que en ífrica se han descubierto algunas especies de monos que, a pesar de tener un virus muy similar al VIH, no presentan apoptosis celular al no tener estrés oxidativo.

Por lo anterior, el también Presidente de la Fundación Contra el Sida por parte de la UNESCO, sugirió que, ante estas nuevas evidencias, se podrí­an cambiar los métodos de tratamiento para los pacientes infectados por el VIH, al suministrarles desde las primeras fases de contagio algunos antioxidantes y modificar los hábitos alimentarios.

De acuerdo con el investigador francés, en la actualidad los pacientes infectados por el VIH carecen de tratamiento farmacológico en las primeras fases del contagio, por lo que suministrarles antioxidantes podrí­a provocar que el sistema inmune del organismo se deteriore más lentamente y, con ello, retrasar varios años la aparición de la enfermedad, e incluso se podrí­a lograr que nunca apareciera.

Luc Montagnier hizo énfasis en que, por el momento, esta es la estrategia más probable para combatir el sida, dado que las probables vacunas preventivas e incluso terapéuticas contra el virus aún se encuentran en fases de desarrollo temprano.

El cientí­fico del Instituto Pasteur comentó que la dificultad para crear una vacuna contra el VIH es la capacidad de este virus para mutar e, incluso, se tiene cierta evidencia de que el núcleo del VIH podrí­a esta rodeado por una envoltura bacteriana que serí­a un cofactor y lo harí­a más agresivo e inmune a las vacunas virales.

Al hacer un balance de la situación actual del VIH en el mundo a poco más de 20 años de su descubrimiento, Montagnier indicó que el sida no está bajo control, y desde su aparición ha matado a más personas que las epidemias anuales de influenza.

El investigador dejó en claro que cada año tres millones de personas se infectan con el VIH, pacientes que tienen una tasa de letalidad muy alta. ¡Eso es algo que nadie debe olvidar, y menos los polí­ticos!.

Ante un auditorio conformado en su mayorí­a por estudiantes de medicina, el investigador también llamó la atención sobre la necesidad de que los gobiernos más afectados por la epidemia tomen medidas de control, y que la industria farmacéutica colabore más, aunque reconoció que los retrovirales, con más tiempo en el mercado, han bajado su precio hasta en un 90 por ciento.

Explicó que, a partir de la investigación para contrarrestar el sida a lo largo de 22 años, se ha aprendido mucho acerca del funcionamiento del sistema inmunológico del ser humano, pero se requiere mucha más innovación para encontrar la vacuna que acabe con la pandemia.

Al respecto, rechazó las hipótesis de que el VIH no es el virus responsable del desarrollo del sida, pues aseguró que actualmente se cuenta con pruebas contundentes para demostrar que el citado virus es que origina la aparición de la enfermedad. ¡Creer lo contrario!, dijo, ¡podrí­a ocasionar graves complicaciones para controlar la pandemia!.

Finalmente, al hablar del origen de este virus en los humanos, rechazó que haya sido provocado por cientí­ficos que utilizaban partes de monos para fabricar la vacuna contra la polio, aunque reconoció que algunos malos métodos de aplicación de dicha vacuna en ífrica, como el emplear la misma jeringa en varias personas, pudo haber propagado esta infección en los niños de ese continente.

Durante este evento, directivos del Instituto Cientí­fico Pfizer resaltaron las acciones para fomentar la investigación cientí­fica y actualización médica que apoyan, en particular, destacaron el trabajo conjunto con la Academia Mexicana de Ciencias para apoyar a jóvenes estudiantes a través del programa Veranos de Investigación, con la aportación de becas para que éstos realicen prácticas en laboratorios de alto nivel de toda la República Mexicana.

.

Regresar Arriba, o a Comunicados, o al Inicio.

AMC "Casa Tlalpan" Calle Cipreses s/n, km 23.5 de la carretera federal México - Cuernavaca, San Andrés Totoltepec, Tlalpan, C.P. 14400, México, D.F.
Coordinación de Comunicación y Divulgación
Teléfonos: (52-55) 58 49 49 04, Fax: (52-55) 58 49 51 10, amcpress@unam.mx

Mapa de ubicación